LA INSEGURIDAD EN MORENO

Fue una semana muy caliente, incluso con cruces entre Provincia y Nación. “Tiene casi 100 mil efectivos para él y nosotros con 80 mil cubrimos todo el país”, le remarcan a Berni desde el entorno de Frederic.

Fue una semana de furia en la que la inseguridad volvió a mostrar su cara más cruel y aterradora. Aún cuando el Conurbano bonaerense y La Plata siguen en la fase 3 de la cuarentena, el delito volvió a un nivel preocupante con una gran cantidad de hechos graves que dejaron muertos y heridos. Y por si faltaba algo, el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, reavivó la polémica con su par de Nación, Sabina Frederic​, y se quejó porque no tiene “ningún apoyo”.

Durante el primer mes del aislamiento social preventivo y obligatorio los robos en la Provincia habían bajado considerablemente. La situación cambió hacia finales de abril, tal como advirtió Clarín, cuando comenzaron a verse más robos en las principales ciudades del país. Los más graves, con heridos de bala o a puñaladas, se daban en el Gran Buenos Aires y la capital provincial. Ahí es donde la inseguridad escaló en los últimos días: en ocho días (del viernes al sábado 13) hubo cinco muertos y nueve heridos en asaltos.Newsletters Clarín Qué pasó hoy

El último de esa seguidilla ocurrió la madrugada de este sábado en Morón, cuando un remisero identificado como Carlos Pereira (53) fue asesinado de un balazo en el pecho por dos ladrones. Los delincuentes lo atacaron cuando el hombre había terminado de hacer un viaje en su Chevrolet Spin, con la que hacía servicios VIP para empresas.

Uno de los peores momentos se vivió en Cuartel V, en Moreno, donde el lunes dos ladrones asesinaron a puñaladas a Deborah Ríos (36) cuando iba hacia su trabajo en una YPF. Al día siguiente, en Zárate, tres asaltantes mataron a tiros al comandante de la Gendarmería Nacional Marcos Antonio Castillo (49) para robarle la bicicleta. Por ese crimen hay dos detenidos de 16 y 19 años y un prófugo.

Además de la violencia, los hechos tienen como denominador común y es que ocurren en el interior de los barrios, donde por la cuarentena casi no hay movimiento y lejos de los operativos de control de gran despliegue que sí se ven en las avenidas y accesos principales.

En La Plata, Gerónimo Damián Dilan (40), de nacionalidad boliviana, fue asesinado de un disparo en la cabeza por dos ladrones que quisieron robarle su camión cuando salía de su quinta en la localidad de Abasto, el viernes de la semana pasada. Y en City Bell, una discusión por una moto supuestamente robada derivó en el crimen de María Lamella (38), el miércoles. También balearon a su hijo de 16 años. Por ese episodio hay cuatro detenidos.

Las cuatro víctimas fatales en los últimos ocho días equivalen a una muerte cada 48 horas por la inseguridad. Es uno de los niveles de delitos más altos de los últimos años.

Y a esos hechos hay que sumarles los robos a mano armada y ataques de motochorros con heridos, y los que terminaron con los asaltantes muertos.

El jueves en Lomas del Mirador, La Matanza, un profesor de educación física resultó herido al quedar en medio de un tiroteo entre ladrones y policías el jueves. Un día antes, en otro tiroteo pero entre narcos, el vecino de Villa Madero Diego Giménez (29) fue herido de dos balazos y quedó en terapia intensiva.

También el miércoles pero en Quilmes, un ladrón en moto baleó a un joven de 22 años en una pierna para sacarle el celular. Justamente el rubro de los motochorros es uno de los que reapareció con fuerza: golpearon en San Martín, Merlo, Berazategui y Zárate. Y algunos episodios fueron particularmente dramáticos como el que le tocó vivir el jueves a una enfermera, de nuevo en Quilmes, a la que atacaron a culatazos hasta dejar inconsciente para robarle el celular, la billetera y hasta las zapatillas.

El martes en Loma Hermosa, un motochorro arrastró a su víctima por 30 metros cuando le enganchó el cabello con una rueda. Al día siguiente en Hudson tiraron a una mujer de 71 años para robarle la jubilación. Y en Zárate, apenas unas horas después del crimen del gendarme, dos asaltantes que habían ido a una gomería a emparchar una cubierta balearon al dueño del negocio para robarle.

A la vez, dos ladrones resultaron muertos en La Reja (Moreno), el viernes, y en Gregorio de Laferrere (La Matanza), el miércoles, cuando intentaron robarle a policías.

La ola de robos puso en el centro de la escena mediática al ministro Berni, que se mostró en los lugares de los hechos cada vez que pudo. Incluso protagonizó una escena polémica en Zárate portando un arma durante la detención de uno de los acusados por el crimen del gendarme. El ministro aseguró que él fue quien atrapó al sospechoso cuando intentaba escapar por los techos.

Eso no fue todo. Al referirse a la situación delicada del Conurbano, el jueves el cirujano y teniente coronel retirado del Ejército volvió a la carga contra la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic. “No tengo ningún apoyo del ministerio de Seguridad de la Nación. Nada. Y no importa que seamos todos del mismo partido. Es la voluntad que tiene el Gobierno de no asistir a una provincia que está en una crisis de seguridad profunda y que no tiene material humano y tecnológico para afrontarla”, se quejó Berni en el programa Animales Sueltos.

“No nos mandaron fuerzas federales. Y si mandaron no sabemos ni cuántos son, ni a donde fueron ni qué están haciendo. Con los 90 mil efectivos que tenemos estamos haciendo lo posible para asistir a nuestra gente», siguió.

El “fuego amigo” de Berni le genera “incomodidad” a Frederic, que tiene un perfil completamente distinto al del bonaerense. Doctora en Antropología Social e investigadora especializada en seguridad pública y fuerzas armadas, la ministra prefiere el trabajo en equipo y una exposición mediática moderada.

Cerca de Frederic atribuyen los dichos del bonaerense a su deseo de “querer tener el mando de todo”. Aún así no entienden del todo los reclamos. “Tiene casi 100 mil efectivos para él y nosotros tenemos que controlar en todo el país 170 pasos fronterizos, rutas, ríos, embajadas, edificios públicos, delitos federales, apoyo en lugares como Rosario o Santa Fe y para todo eso contamos con unos 80 mil agentes entre todas las fuerzas federales”, señalaron en el Ministerio de Seguridad nacional.

Y señalaron que en el Conurbano bonaerense hay operativos dinámicos de Gendarmería y Prefectura en 30 distritos como San Martín, Malvinas Argentinas, José C. Paz, Tres de Febrero, Morón, Ituzaingó, Merlo, Moreno, Esteban Echeverría, La Matanza, Zárate, Quilmes, Avellaneda, San Isidro, por citar algunos.

“Es evidente que el apoyo de Gendarmería existe. En Villa Madero la gente pedía a Gendarmería, ¿por qué? Porque saben que en otros barrios existe y funciona”, dijeron fuentes de la cartera nacional a Clarín. “En La Matanza hace un mes se sumaron 250 efectivos y 15 vehículos en un acto con Axel Kicillof, Fernando Espinoza y Frederic”, dijeron y agregaron que la ministra mantiene diálogo con el Gobernador y otros integrantes de su gabinete.

Además enumeraron los controles de accesos a la Ciudad de Buenos Aires, programas de vacunación en las villas Carlos Gardel (Vicente López), La Cava (San Isidro), Itatí (Quilmes), Azul (Quilmes/Avellaneda), apoyo al Ejército en los comedores, coordinación en apoyo al predio de Los Hornos en La Plata, operativos de sanitización con camiones hidrantes en Hurlingham, Lomas de Zamora, Lanús, Quilmes, Exaltación de la Cruz, Escobar, Campana y Moreno, y las unidades de Prevención Barrial en las villas Carlos Gardel, Burgos y La Cava, entre otras acciones.

Interna por la Seguridad: el detrás de escena de los cruces entre Sergio Berni y Sabina Frederic

También señalaron que después del crimen de la playera de YPF Débora Ríos, Frederic se reunió con la intendenta de Moreno Mariel Fernández para reforzar la seguridad con Gendarmería y un helicóptero de la Policía Federal con cámara de visión nocturna para hacer patrullaje en zonas oscuras. Todo eso “mientras Berni estaba en cadena nacional por televisión”, subrayan.

Compartí esta noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.