CORONAVIRUS EN AMBA: ENTRE LA ESPADA Y LA PARED

Alberto Fernández jamás imaginó que su camino como presidente de la República Argentina comenzaría con una Pandemia. Mucho menos que los primeros meses de su gobierno transcurrirían con una crísis mundial en la economía que el propio Covid-19 ocasionó.

Estamos ante una semana decisiva para el futuro de la Argentina. El incremento de los casos en AMBA, el deterioro de la economía y los reclamos en algunos puntos del país luego de decidir expropiar la empresa Vicentín abrieron varios focos de conflicto.

El presidente de la Nación se reunirá con el gobernador de la Provincia Axel Kicillof y el Jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta y es un hecho que decidirán volver a la Fase 1 del aislamiento, la más estricta. Donde cerca del 15 ó 20 % de la población estaría en condiciones de movilizarse.

Esta situación deja al presidente con poco margen para la toma de decisiones ya que con más de 90 días de aislamiento en la zona de más infecciones de Coronavirus se desarrolla la mayor parte de la economía, una de las áreas más golpeadas.

Los especialistas en Salud avisan que estamos entrando en el momento más crítico y una apertura supondría precipitar el colapso del sistema sanitario al mismo tiempo que los economistas predicen la caída más estrepitosa que se recuerde en la materia.

Fernández deberá ahora achicar el margen de error, focalizar la asistencia a los sectores que continúen con poca o nula actividad a la vez que el sistema sanitario tendrá que tomar un rol activo a la hora de la detección y aislamiento de los casos.

Por otra parte, deberá mediar entre la postura de la provincia, que reclama un cierre de actividas y la Ciudad de Buenos Aires, que no ve con malos ojos ir liberando la economía paulatinamente. A pesar de esto último, el aumento de casos en capital durante la última semana acercaron las posiciones.

El AMBA pone al presidente Alberto Fernández entre la continuidad de una cuarentena que siga salvando vidas y posponiendo el colapso del sistema sanitario y el intento de rescatar del hundimiento a una economía que pide a gritos reactivarse.

Compartí esta noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.