SALVAJE ALLANAMIENTO POLICIAL: SE CONFUNDIERON Y PERDIÓ UN OJO

Un grupo de policías entró violentamente a un domicilio equivocado, y le dispararon en la cara a un joven de 17 años. El hecho ocurrió en Villa Albertina, Partido de Lomas de Zamora.


Ignacio Seijas, de 17 años de edad, fue brutalmente agredido por un Grupo de Apoyo Departamental (GAD) en la localidad de Villa Albertina. Los policías tenían una orden de allanamiento emitida por un juez, para la dirección Rawson 1802, pero a esa altura, existen seis departamentos diferentes, y al parecer no estaba especificado en cual debían proceder.

El arrebatado accionar, ocurrió la noche del sábado 20 de junio, en el sur de Gran Buenos Aires, y como resultado, el joven terminó perdiendo el ojo derecho producto de varios disparos, pero afortunadamente no perdió la vida. 

«Le tiraron a matar sin dar la orden de alto ni intentar reducirlo, directamente le reventaron el ojo derecho, provocándole la pérdida definitiva de la visión«, publicó Nelson Cabrera, padrastro de Ignacio, a través de la página de Facebook de la revista La Garganta Poderosa.

Cabrera también detalló allí, que esa noche, mientras se encontraba durmiendo, escuchó un estruendo en la puerta que reventó el vidrio, y junto a su mujer, quien tenía en sus brazos a la pequeña hija de ambos de tan sólo 2 años, se despertaron con el GAD apuntándoles, para luego maniatarlos con unos precintos.

«Mi hijastro de 17 años que estaba durmiendo, escuchó todos esos ruidos, abrió la puerta de su pieza con un cuchillo que funciona como picaporte y un policía, sin mediar palabra, le disparó en la cara«, especificó dentro del medio.

Según el relato, los uniformados al no encontrar nada de lo que estaban buscando, siguieron metiéndose en los demás departamentos del domicilio, para tomar cosas parecidas a las que estaban rastreando.
«Es una negligencia total, no saben proceder«, completó Nelson.

«Ahora estamos en la lucha para ser escuchados y que la UFI 8 de Lomas investigue a fondo para que este oficial sea juzgado como corresponde«, fue una de las últimas declaraciones del comunicado publicado en la tarde de ayer.

El padrastro también reveló que los policías ya devolvieron todos los elementos, después que intervinieron fiscales en el caso, pero que el daño al joven Ignacio, es irreparable, y que no hay justificación alguna para semejante violencia como principal medida.

Compartí esta noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.