EXPERIENCIA PILOTO

Axel Kicillof confirmó que habrán clases presenciales en 24 distritos bonaerenses, pero advirtió que “no hay que hacer una apertura indiscriminada”.

Compartí esta noticia

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, confirmó que habrá clases presenciales en 24 municipios bonaerenses y que éstas serán tomadas como “experiencia piloto”. También destacó la relación entre las distintas gestiones y criticó a la oposición “rabiosa”.

Según explicó el propio gobernador el día sábado, de los mas de tres millones de alumnos -primarios y secundarios- de la provincia, son aproximadamente 300.000 los que “han tenido una merma, caída o pérdida de la continuidad” escolar bajo la modalidad virtual desde el comienzo de la pandemia.

En ese sentido, pese a que son varios los distritos donde retornará la presencialidad, el mandatario bonaerense insistió con el programa de Acompañamiento a las Trayectorias y Revinculación (ATR) y señaló: “vamos a mandar profesores a las casas allí donde es muy peligroso mandar chicos a la escuela”. “Van a ir al domicilio a ver qué pasó, porque puede haber un problema personal, psicológico o familiar”, remarcó.

Los distritos donde volverán las clases presenciales son: Adolfo Alsina, Gonzalez Chaves, Daireaux, Florentino Ameghino, General Lamadrid, General Lavalle, Monte Hermoso, Puán, Saavedra, Salliqueló, Tordillo, Tres Lomas, 25 de Mayo, Guaminí, 9 de Julio, Alberti, Chascomús, Chivilcoy, Bragado, Carlos Tejedor, Lezama, Lobos y Monte.

Hay que hacer una experiencia piloto, no hay una apertura indiscriminada, sino que los chicos y chicas tienen que ir con barbijo y en grupos que se turnan en el curso día por medio. Y si aparece un chico contagiado, se cierra esa aula”, analizó el gobernador. En ese sentido, afirmó que será “una presencialidad con cuidado”, ya que “no es chasquear los dedos; no es solo abrir la escuela con la llave, sino hacerlo seriamente, con cuidado”.

Quiero que vuelvan ya las clases, la actividad económica, el turismo, pero me parece irresponsable, irreal o por una posición política obtusa decir que mato el virus con la indiferencia”, manifestó, tras adelantar que la semana próxima comenzarán los preparativos para el regreso parcial a las aulas.

“Estamos haciendo un esfuerzo gigantesco, y no me gusta el mensaje destructivo; a una parte de la oposición le agarró la ansiedad electoral y no se bancaron que se estuvieran haciendo las cosas con tanta unidad y consenso”, arremetió, saliendo del tema “educación” e ingresando al terreno de la política.

Y continuó: “Hay una parte de la oposición que quiere hacer una oposición rabiosa, que no puede parar de hacer daño; leo cosas sobre mí injustas y alevosas, como que escondíamos los muertos. Todos estamos viviendo una situación muy angustiante y no hay que poner un componente de violencia y odio tan tóxico que es peor que la enfermedad”.

Pero pese a los misiles iniciales, rápidamente le bajó el tono a la confrontación y utilizó al jefe de Gobierno de la Ciudad como ejemplo. “Con Larreta hablo más o menos día por medio por teléfono”, dijo Kicillof, para quien la única diferencia entre Ciudad y Provincia es “una avenida en el medio”.

En cuanto a las diferentes dificultades que posee cada uno al momento de gestionar ante la pandemia, describió: “Hemos coordinado con algunas diferencias, porque me toca una situación en lo sanitario más complicada; además nosotros (Provincia) no tenemos todas las calles pavimentadas o ellos (CABA) tienen 18 barrios humildes y nosotros más de 1.800”.

Compartí esta noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *