VIRREY DEL PINO: DESACTIVAN FIESTA CLANDESTINA CON 300 PERSONAS, CRISTIAN “U” ERA EL DJ

La policía identificó a todos los asistentes e imputó al dueño y a la organizadora. “Sé que no está bien, pero uno tiene que laburar”, dijo el ex Gran Hermano.

Compartí esta noticia

Este domingo fue desactivada por el Ministerio de Seguridad bonaerense una fiesta clandestina donde asistieron 300 personas.

Ese tipo de reuniones están prohibidas en el marco del distanciamiento social, preventivo y obligatorio que rige debido a la pandemia de coronavirus Covid-19.

Desde la cartera de Seguridad se precisó que la invitación se envió a través del WhatsApp durante los días previos y la dirección se informó por esa vía a último momento.

Así, por orden del juez federal Néstor Barral, se identificó a todos los participantes, quienes firmaron un acta tomando conocimiento de estar violando el artículo 205 del Código Penal.

El director de Gestión de la Seguridad Privada, Marcelo Montero, explicó que “luego de firmar el acta, (los jóvenes) se retiraban del lugar y los procedimientos posteriores quedan en manos de la justicia federal”.

“Estuvimos desactivando fiestas clandestinas durante todo el fin de semana. En esta oportunidad nos encontramos con alrededor de 300 jóvenes, más de 50 vehículos e incautamos bebidas alcohólicas de todo tipo”, finalizó Montero.

Entre los participantes «estaba el mediático Cristian U (ex Gran Hermano), que se retiró minutos antes del arribo de la policía», se informó.

Participaron del operativo, personal del ReBA (Registro Bebidas alcohólicas), ReCap (Registro Público de Controladores de Admisión y Permanencia), el GAD (Grupo Apoyo Departamental), el GPM (Grupo Prevención Motorizada) y la UTOI (Unidad Táctica de Operaciones Inmediatas).

LA PALABRA DE CRISTIAN “U”

Cristian “U”, en un diálogo con “Nosotros a la mañana”, confirmó que había participado de la fiesta: “La realidad es que había una fiesta, me contrataron, fui a tocar, entre paréntesis necesito laburar como necesitan todos. Esa es la realidad. Mi laburo terminó cuando arrancó la pandemia. Soy organizador de eventos, de boliches, soy dj y es de lo que laburo. Me reinventé en algunas cosas para ir zafando, pero ya no me sirve más”.

Luego, expresó su desesperación por no poder trabajar: “De forma paulatina se fueron abriendo comercios y me pone contento pero lo nuestro no, somos el último orejon del tarro y ¿qué querés que haga? Entonces me contratan de un lugar para ir a tocar, y sé que no está bien pero uno tiene que laburar”.

“Pongo mis pautas, yo Covid ya tuve hace tres meses, me curé, todo bárbaro. No contagio ni me contagian. Se tiene que respetar, estamos todos de acuerdo, pero necesito laburar. Cuando tengo que pagar el alquiler de casa y la luz no puedo decir ‘soy ex covid’, tengo que pagar y si no lo hago, me rajan”, siguió.

Por último, indicó que, aunque tuvo sus condiciones para evitar contacto cercano con la gente, no se cumplieron: “De cierta forma puse mis pautas, dije muchacho estoy en la cabina, toco solo, no hay gente, y listo. Más no puedo hacer, no les puedo poner un arma en la cabeza”.

Compartí esta noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *