BARRACAS GANÓ UN PARTIDO LLENO DE POLÉMICAS

Barracas Central le ganó 2-1 a Patronato en un duelo con muchas polémicas. Los jugadores del “Patrón” terminaron a los golpes con efectivos policiales.

En la cancha de All Boys, Barracas venció sobre la hora a Patronato, por 2-1, en un partido escandaloso a raíz de las decisiones del árbitro del encuentro, Jorge Baliño. Al finalizar el partido, Facundo Sava, entrenador del conjunto visitante, agredió al juez. Además, los jugadores del conjunto entrerriano terminaron a los golpes con los efectivos policiales, dando como resultado que cuatro jugadores, más el entrenador de arqueros, quedaran detenidos por las agresiones.

Durante el primer tiempo del partido, con la necesidad de sumar de a tres, Patronato tomo las riendas del encuentro. A los 22 minutos, Axel Rodríguez remató desde afuera del área haciendo que pegue en el palo y entre para marcar el 1-0. Sin embargo, pese a que el despeje fue del defensor de Barracas, el VAR (a cargo de Diego Abal), le notificó a Baliño que la pelota tocó en Sebastián Medina (jugador de Patronato), por lo que el gol quedó invalidado por offside.

Para colmo, a los 39’, el VAR volvió a llamar al árbitro del partido, esta vez para revisar la patada de Nicolás Castro frente a Iván Tapia. Al observar la jugada, Baliño no dudo y expulso al jugador del Patrón. Esto provocó el enojo del técnico, Facundo Sava, quien también vio la tarjeta roja.

Ya en el complemento, a los 66’, Cristian Colmán, tras la habilitación de Pablo Mouche, definió sin arquero y puso el 1-0. Pero, 10 minutos más tarde, Patronato respondió a través de Jonás Acevedo, que remató desde afuera del área con la fortuna de que rebotó en un compañero, e hizo que la pelota se eleve para entrar en el ángulo superior derecho y poner el 1-1.

A los 83’, Raúl Lozano clavó un golazo desde afuera del área venciendo a Maximiliano Gagliardo. No obstante, Jorge Baliño, tras ser consultado por el VAR, anuló el gol y seguidamente cobró penal para  Barracas Central por una supuesta falta previa dentro del área. Sin embargo, Facundo Altamirano se hizo gigante y le atajó el penal a Mouche. Pero, a los 91’, Sebastián Rincón se anticipó de cabeza y marcó el 2-1 final.

Tras finalizar el encuentro, se generó un tumulto entre jugadores y cuerpo técnico de Patronato contra los jueces y efectivos policiales. Como resultado; Justo Giani, Juan Pablo Barinaga, Axel Rodríguez, Matías Pardi y el preparador de arqueros. Damián Eduardo González, quedaron detenidos. Finalmente, fueron liberados este miércoles por la mañana.

“Me dan ganas de llorar, ir a mi casa y no dirigir nunca más en mi vida”. Expresó Facundo Sava cuando se retiraba del terreno de juego.

Compartí esta noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.